Archive for the ‘Etica’ Category

ALPINISMO “FAKE”

Viernes, Abril 30th, 2010

escanear0006.jpg

 COMO LA HACEN….

escanear0008.jpg

…Y COMO LA CUENTAN

Samivel

Editorial Desnivel

¿POR QUE SEPTIMO GRADO SE LLAMA ASÍ?

Martes, Enero 26th, 2010


¿POR QUE SEPTIMO GRADO SE LLAMA ASÍ?

 

Como muchos de ustedes saben, se puede medir la dificultad de la escalada dependiendo  de su tipo, en  la escalada libre que es la que más se practica, su dificultad se mide con esta nomenclatura  5.8, 5.9, 5.10ª, 5.10b, 5.10c y 5.10d. así hasta el 5.15.

En la escalada artificial va de la siguiente manera A1, A2, A2+ así sucesivamente  hasta el A6.

En la escalada en hielo se antepone las siglas WI que quiere decir Winter Ice y va desde WI1 hasta lo más difícil y peligroso que es WI 7.

Sin embargo existe otro grado de dificultad que los americanos le dicen commitment grades  o se podría traducir como la graduación en el compromiso, digamos  de una manera más coloquial que tan embarcados y comprometidos estamos.

 

Y los grados de dificultad son los siguientes:

 

Grado I: Escaladas cortas (dos largos); cerca de la carretera

 

Grado II: Escaladas  más largas, cerca de cinco largos y cerca de la carretera

Ejemplo: peña Bernal

 

Grado III: Escaladas más serias de varios largos de cuerda, con cierta dificultad para abandonar, algunas cordadas les puede llevar el día entero.

.

Grado IV: Vías muy largas, probablemente se utilice técnicas en libre y artificial. Ejemplo, Las catedrales en Yosemite y en México el Centinela en Iztaccíhualt

 

Grado V ó Quinto Grado: Escalada donde la mayoría de las cordadas pasarían una noche,  las cordadas fuertes les tomaría el día entero. Ejemplo Half Dome en Yosemite.

 

Grado VI ó Sexto Grado : Al menos requieren de dos bivouacs y posiblemente hasta 10 o más noches en la pared, y donde la dificultad  es muy continua.

Ejemplo casi todas las rutas del Capitán en Yosemite.

 

Grado VII ó Séptimo Grado: Paredes alpinas muy grandes en lugares muy remotos, reservadas solo  para las grandes paredes del Himalaya y Baffin Island.

Ejemplo: El Asgard en Baffin Island  o Las Torres del Trango en Pakistán.

 

 sin-titulo-79.jpg

Trango Tower

 

Existe un libro de Reinhold Messner. con el nombre de “El Séptimo Grado”.

Bueno, ahora ya saben de donde viene el nombre de Séptimo Grado.

CÓMO LA HACEN… Y… CÓMO LA CUENTAN

Viernes, Abril 17th, 2009

CÓMO LA HACEN… Y… CÓMO LA CUENTAN

 Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la cacería.

Otto Von Bismark

 De la frase anterior de Bismark yo la compondría así:

Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de una escalada.

 La pregunta es: ¿qué nos lleva a mentir?

Hay muchos tipos de mentiras y motivos para decirlas pero el contexto de ellas es importante, estas pueden ser simplemente de cortesía, que lo que se pretende es complacer o hacer sentir bien a alguien. Cuando saludamos siempre deseamos un excelente día o que nos encontramos muy bien, o que estamos encantados de conocerlos, pero la realidad puede ser que, ni nos  interesa que tengan un buen día, ni estamos tan bien, ni estamos encantados de conocerlos, pero así son las reglas de cortesía y sin problemas estas mentiritas las podemos pasar por alto.

 
Pero hay otras mentiras que pueden ser graves y dañar, como por ejemplo las miles que escuchamos a diario de los políticos, de los periodistas, en la televisión y la iglesia.

Escribe Fernando Savater “El problema no es que todo el mundo mienta, sino que determinadas mentiras queden impunes en el contexto oficial, lo importante es que no sean utilizadas para ir en contra de la justicia, del interés público o individual.

El que promete no paga, el que compra no retribuye, el que da su palabra no cumple, el que da su testimonio lo hace mintiendo. “

Seguramente se acordaran del programa de radio de Orson Wells de La Guerra de  los Mundos (hace ya mucho tiempo), de la invasión de los marcianos en la tierra, el programa fue tan bueno que la gente pensó que era una realidad, creando un verdadero pánico entre la muchedumbre. Este es un ejemplo de hasta donde puede llegar la ficción, que es un tipo de mentira, sin embargo en este ejemplo el interés no era perjudicar sino dar entretenimiento.

Otro ejemplo es cuando fanfarroneamos, como cuando algún amigo nos presume de todas la chicas han pasado por su haber, que ya de ante mano sabemos que es puuuro “choro”.

Desde el punto de vista psicológico hay tres niveles de patología en la mentira:

En un primer nivel, “menos patológico”  nos referiríamos al acto de mentir para:

 

-          Encubrir

-          Para supuestamente no dañar a alguien con alguna verdad o

-          Simplemente para salir del paso.

 

 Los dos niveles siguientes se refieren más a conductas que se catalogan como antisociales.

En el segundo nivel, hablaríamos de mentiras asociadas con personalidades narcisistas, refiriéndonos a individuos que están más allá de ser simplemente vanidosos, nos referimos a individuos egocéntricos.

A diferencia del primer nivel, en este caso, la persona sentirá menos remordimiento o culpa por haber mentido, en realidad quizá hasta se vuelva una forma de vida y probablemente sienta temor de ser sorprendido.

En un tercer nivel ubicamos a las personas que presentan conductas antisociales extremas. Mienten y hacen trampa con plena consciencia y sin sentido de culpa.  Comprenden las normas y requisitos morales, pero consideran que solamente los ingenuos se someten a ellos.

Entienden que pueden ser atrapados, sin embargo no les preocupa que al hacerlo, puedan afectar su relación con los demás, ya que no son capaces de experimentar un compromiso de amor auténtico.

Pero que pasa cuando mentimos en algo que nos gusta, como en un deporte que nos apasiona. ¿Será tan importante el reconocimiento como para mentir? Hay casos en los que puede existir un compromiso involucrado, como una gran suma de dinero que nos obliga hacerlo, como un patrocinio, apoyo, haber prometido algo y finalmente no se poder alcanzarlo (primer nivel,  el menos patológico).

Sin embargo en la historia de la aventura y el alpinismo  tenemos ejemplos patológicos del  segundo o incluso de tercer nivel.

Tal vez el caso más famoso es la conquista del Polo Norte, donde Frederick Cook dice que alcanzó el Polo norte el 21 de abril de 1908.

“Pero pronto llegó un telegrama: el comandante Robert Peary, de la marina estadounidense, antiguo colega de Cook, reclamaba el Polo como suyo, y en consecuencia llamaba embustero a su rival.

Peary era un distinguido explorador polar, con 20 años de experiencia. Cook era un hombre carismático, héroe popular que en 1906 había dirigido una expedición de ascenso al monte McKinley (también en duda), el pico más alto de Norteamérica. Pero sólo contaba con dos años y medio de viajes árticos. Peary lo retó a presentar pruebas de su afirmación.

La agria polémica que sobrevino dividió a Estados Unidos. La causa de Cook empezó a desplomarse en octubre de 1909, cuando sus dos acompañantes esquimales de la expedición polar declararon que en ningún momento del viaje habían dejado de tener tierra a la vista. (La capa de hielo que rodea al Polo Norte cubre un océano, no tierra firme, y está en movimiento constante.) Aunque Cook los rebatió, no pudo comprobarlo con su bitácora, pues la había dejado en el Ártico.”

Otra historia que ha sido muy polémica es el primer ascenso al Cerro Torre en Patagonia, una de las montañas más difíciles del mundo. Donde el Italiano Cesare Maestri junto con el austriaco Toni Egger dice conquistar su cumbre en 1959, Sin embargo en el descenso muere Toni Egger. Su asenso hasta la fecha esta en tela de juicio. El mismo Maestri en 1970  escala el pilar SE  y empeñado a demostrar que subió hasta su cumbre, lleva consigo un compresor neumático para taladrar y poder superar el muro superior. Esta acción causa gran indignación entre los alpinistas, dice Maestri que alcanzó su cumbre pero nuevamente queda en tela de Juicio.

 
Un ejemplo con cierta particularidad es el primer ascenso a la cara sur Lhotse de  8516 msnm en el Himalaya,  su cara sur es reconocida como una de las paredes más difíciles de escalar en el mundo. En 1990 el esloveno  Tomo Cesen escala su cara sur en solitario, sin embargo Cesen presenta unas fotografías de la cumbre para comprobar su ascenso, tiempo después se descubre que las fotos no eran suyas, las había pedido prestadas para demostrar su conquista, y su escalada quedó en entre dicho. Este caso es particular, porque sí se le había creído a Cesen hasta después de mostrar esas fotografías, tal vez si no hubiera presentado esas fotos prestadas no hubiera pasado nada, pues es muy probable que en efecto si haya alcanzado la cumbre.

Pero en nuestro país no nos quedamos atrás, tal es el ejemplo más reciente del famoso “Madrazo” candidato al presidencia en 2006, Donde en el Maratón de Berlín corta la distancia y entra a la meta haciendo un tiempazo, más aún con un cinismo descomunal acepta su medalla con los brazos en alto.

Es muy común escuchar que fulanito o fulanita son los  primeros en subir  a cierta montaña y de un momento a otro se convierten  en los mejores del país, claro que nunca se habla en que estilo  (que cuenta muchísimo) se ascendió, con o sin oxígeno, con cuerdas fijas o si fueron autosuficientes, con  o sin ayuda de porteadores.

  
Incluso hay casos donde el descaro es tal que inventan marcas ridículas o les da por las primeritis, como el más joven, el más viejo, el primero de mi colonia, el primero sin pies, etc., etc. …parece que solo cuenta el hacerse notar…

O que hay en decir que eres la mejor alpinista de México y no saber ni siquiera hacerse el nudo de encordamiento.

O más aún,  que has hecho cumbre pero sólo te faltó el último cachito, que no cuenta porque no había cuerdas fija hasta la punta….

En fin ejemplos sobran,   pero ¿hasta dónde queremos llenar nuestras mochilas de mentiras?  Siempre al final del camino pesaran más de lo que podamos cargar…

 

El problema no es que nos mientan. El problema es que les creamos

Podrás mentirle a todo el mundo, mas… cuando estés sentado sólo en el baño, no podrás mentirte a ti mismo.

 Armando Dattoli

 

Una manera diferente de ver la dificultad.

Martes, Abril 1st, 2008

Fragmento del artículo Sink Your Tools into the Future” por Will Gadd, Artículo publicado en el libro Voices from the Summit. Editado por Bernardet McDonald y John Amatt. **

Will Gadd es uno de los deportistas extremos más destacados del mundo, Para los escaladores de hoy es muy conocido por sus difíciles rutas de escalada en hielo, y por sus altos resultados en la competencias. Para los kayakistas se le conoce por ser pionero en nuevos descensos de ríos a lo largo de Norteamérica. En el parapente es muy reconocido por establecer grandes records de vuelos, además de ser muy destacado en la escalada en roca, montañismo, ski y bici de montaña.

Cuando solo tenía doce años ya había escalado su primera cascada de hielo, y algunos años más tarde ya había escalado la famosa cascada de hielo en Canadá Polar Circus WI5 V. En un principio Estaba obsesionado con los difíciles y atléticos movimientos en la roca. En aquella época le divertía escalar en hielo pero muchas de las cascadas simplemente eran muy delicadas y peligrosas de puntear. Una solución que daba su padre para esas vías raras y difíciles de proteger era simplemente no proteger, de esa manera puntear en hielo era más una onda de solear “seguro” que escalar grados difíciles.

Cuenta Will que años más tarde vio algunas fotos de Jeff Lowe suspendido de unos finos carámbanos de hielo en Vail Colorado, en la que después se convertiría en la famosa vía Octopussy M8 y donde Will pronto se vio colgado de esos mismos carámbanos intentando Octopussy, Jeff le había enseñado la nueva cara de la escalada en hielo, nuevo equipo, más seguro y donde podías caer y no morirte.

Esta escalada mixta, donde hay que escalar tramos de roca desplomada para poder alcanzar finos carámbanos que no tocan el suelo, dice que es como enamorarse de una chica que sabes que cambiará tu vida. Aquí puedes caer y no morir, de hecho dice, tienes que caer para tener éxito, aunque no todo era diversión y juego, muchas veces había que balancearse con golpes muy ligeros de los carámbanos con el riesgo de tener una gran caída.

Hoy en día la escalada mixta o drytooling, se esta moviendo rápidamente a grados altos de dificultad, la escala de dificultad va más allá del M10, incluso Will dice que nunca se imaginó que escalar cascadas que antes eran tan peligrosas ahora le diera dinero ganando las competencias de escalada mixta.

Will a menudo se preguntaba realmente que tan difíciles eran estas escaladas mixtas, y de que manera se podrían comparar con los grados de la escalada en roca. El proponía algo así como escalar un grado 6 en hielo en donde en roca sería como un 5.10 R (run out). Y claro que en este tema tan controvertido de los grados podrían pasar varios six´s de cervezas por la mesa antes de concluir el debate de los grados.

De esta manera Will decidió que la única manera de poder responder a estas preguntas era sugiriendo un sistema de razonamiento científico empírico. Y el mismo lo llamó “El Grado Ajustado de Gadd” abreviado “GAG”.

Donde en una grafica el eje de las “Y” corresponde a la dificultad técnica y el eje de las “X” al peligro y/o compromiso. Para determinar el valor relativo basta sumar el número de puntos de las X y el de la Y. Como ejemplo escalar un vía de artificial A5 moderno da un “GAG” de 12 o escalar un 5.15b, con buenos bolts también da un total de 12.

graficagag2.jpg

Por supuesto hay algo de subjetivo, pero comenta el trabajo que le costó en pensar como colocar los valores y las curvas en la grafica.

Dice que cualquier escalador competente que escale 5.10 en roca podrá segundear un grado 6 en hielo sin caerse, sin embargo muchos de los escaladores de hielo que hacen grado 6 no podrán escalar de segundo un 5.12 a menos que entrenen muy duro.

Puntear es un juego que puede ilustrar la dificultad relativa de una u otra escalada ya sea en roca, escalada en hielo o una escalada mixta.

En su gráfica el alpinismo también tiene su lugar. Aunque Will define el alpinismo como el gusto de escalar por escalar, más que por alcanzar una cumbre. Comenta que la era de las cumbres ya terminó. Aunque hay retos dignos de tomarse en cuenta hoy en día, pero ahora se debe de escalar más duro y vías de mayor compromiso para poder pararnos con honor y así poder mirar a los ojos a aquellos que llegaron antes que nosotros.

Hay algunos montañistas que pueden hacer un red point de un 5.14. escalar a vista un M8 o solear un MI6. Hay otros montañistas que usan otros recursos como hacer en artificial un 5.11 o un M7.

Will pone como ejemplo a Steph Davis y sus compañeros que recientemente escalaron en libre una ruta muy dura a más de 5000 metros en el Shipton Spire en Pakistán. Esto en su escala GAG sería como 14, Sin embargo pudiera ser que otra cordada escalára la misma ruta pero con estribos en lugar de en libre, esto en comparación no sería realmente lo comprometido que fue la escalada en libre de Steph, y le daría en su escala un GAG de 10.

Otro ejemplo que nos pone Will es el de Leo Houlding, que escaló en libre una de la vías más populares de el Capitán, donde llegó a escalar 5.13 run- out a ventitantos largos del piso. Ese gran esfuerzo le da un valor en su gráfica “GAG” de 14.

Yéndonos a las grandes montañas, el Everest tiene un bajo score de 8 en su escala GAG y por una buena razón: Porque solo es una pila de nieve de poca inclinación, por eso no sorprende que se solee y se suba contra reloj con frecuencia. Cuando Hillary lo escaló por primera vez y Messner lo soleo sin oxígeno, era claro que esos ascensos tenían un gran significado en el mundo montañista.

Escalar todas las montañas de ocho mil metros, aunque es un reto noble por si solo, no aporta gran cosa al alpinismo actual y moderno. Muchos de los actuales ascensos a los ocho miles son solo repeticiones de rutas que se hicieron hace más de cuarenta años, con muy notables excepciones. No obstante, duras y comprometidas rutas en Changabang, Nanga Parbat, Logan, Denali, en Patagonia y las montañas del Perú que se han escalado, merecen el respeto de la comunidad escaladora y la gráfica “GAG” lo puede reflejar

El principal propósito de esta gráfica además de divertirnos un poco, es examinar los tipos de escalada y como están relacionados unas con otras.


** Traducción Armando Dattoli

Código de Montaña, UIAA

Viernes, Marzo 7th, 2008
CÓDIGO DE MONTAÑA UIAA
Asamblea General de la UIAA
St. Johann im Pongau, Austria13 de octubre de 2001
Anexo al Reporte de la Comisión de Montañismo, punto 6
Simposio “Futuro de los deportes de montaña”
El Código de Montaña
Tú que estás en tu camino
Debes tener un código
Por el cual puedas vivir
Y así llegar a ser tú mismo

Porque el pasado es sólo un adiós. Graham Nash (Dèjá vu) A. PREFACIO Millones de personas practican montañismo y escalada en roca en todo el mundo. En muchos países los deportes de montaña han llegado a ser un factor importante en la vida cotidiana. El desarrollo de los valores y el conocimiento general en la sociedad moderna también han dejado sus marcas en los deportes de montaña. Por ejemplo, frente a la creciente conciencia ecológica, los debates sobre los derechos de acceso para escaladores y montañistas a sus áreas de actividad han llevado a un proceso de reflexión que ha conducido a los escaladores a tomar la iniciativa en soluciones ecológicas. Internamente, se ha producido una acalorada discusión sobre el estilo de escalada, principalmente con la mira puesta en la legitimidad de ayudas artificiales como bolts, cuerdas fijas y oxígeno. La cooperación necesaria y con frecuencia fructuosa con los patrocinadores comerciales ha confrontado a muchos montañistas de primera línea con la pregunta de qué forma de interacción debe tomarse para que no se sacrifique la credibilidad e integridad del deporte. Finalmente, pero no menos importante, la creciente insensibilidad en la sociedad también está abriendo brechas en el montañismo y está causando una preocupación profunda dentro de la comunidad de montañismo.

Hemos esbozado este Código de Ética en respuesta a un deseo amplio de formular explícitamente las hasta ahora no escritas reglas de conducta de los escaladores y de adaptarlas a las necesidades de los tiempos. El Código está dirigido a toda la gente interesada en los deportes de montaña, sea que les guste ir a caminar o sean escaladores entusiastas o empujen sus límites en el montañismo de gran altitud. Las guías de referencia se muestran como un propósito y fueron formuladas para fomentar una discusión internacional con el propósito de hacer un consenso sobre las reglas de conducta en todas las áreas relevantes de los deportes de montaña.

iztaypopoii.jpg


 

B. FUNCIONES DEL CÓDIGO El Código comprende un sistema de valores, máximas y reglas para ofrecer una base estructurada para la conducta deseable en el montañismo y en la escalada en roca. Aunque formula un juego de valores para ayudar a la toma de decisiones en situaciones concretas, el Código no contiene instrucciones detalladas. El Código define los valores fundamentales actuales en el montañismo y la escalada en roca. El Código contiene principios y reglas de conducta para todos los aspectos importantes de la escalada. El Código formula los criterios de evaluación ética relevantes para conflictos de decisión y otras situaciones inciertas. El Código presenta los principios éticos por los cuales el público puede juzgar los eventos del montañismo y la escalada en roca. El Código introduce a los escaladores principiantes a un juego de valores y principios morales relevantes a su deporte. El Código propone un estándar por el cual los otros escaladores pueden juzgar y, si es necesario, condenar las actividades de otros escaladores.
C. VALORES Dignidad humanaDe acuerdo con el artículo 1 de la Declaración de Derechos Humanos, el Código está basado en la premisa de que los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y deben actuar entre sí en el espíritu de hermandad. Vida, libertad, felicidadNo hay que recalcar que los escaladores y montañistas se suscriben a los inalienables derechos humanos establecidos por Thomas Jefferson —principalmente vida, libertad y la persecución de la felicidad—. Sentimos una especial responsabilidad hacia las poblaciones indígenas en las áreas montañosas, cuyo derecho a ser dignificados y poseer una vida autónoma debe protegerse por todos los medios posibles. Preservación de la naturalezaGracias a su contacto intensivo con la naturaleza, los escaladores y alpinistas desarrollan una conciencia por la belleza de un medio saludable y la necesidad de preservar su flora y fauna. “No dejar huella” ha sido siempre una llave fundamental en nuestra filosofía ambiental. Con la amenaza creciente a los ecosistemas frágiles en regiones montañosas en todo el mundo, uno de los más importantes compromisos de la comunidad de escaladores ha llegado a ser la protección de especies de flora y fauna amenazadas, tanto en montañas como en áreas de escalada. SolidaridadHay pocas situaciones en las que la gente sea tan dependiente de los demás como lo son los escaladores en una ruta difícil. Las experiencias agradables y el éxito se producen más fácilmente en un grupo donde el apoyo mutuo sea la regla. La experiencia mutua de una aventura intensa en la montaña disminuye las diferencias debidas a la clase social, edad, raza, religión o nacionalidad. Así, la escalada ha llegado a significar un medio para promover el entendimiento entre individuos tanto como entre naciones.
Verdad
Como el funcionamiento en la escalada se desarrolla frecuentemente sin testigos y con frecuencia no puede ser indisputablemente documentado, los expertos y el público dependen de la veracidad de los montañistas que reportan sus eventos. Si la arbitrariedad reemplaza a la verdad, llega a ser imposible evaluar el desarrollo en la escalada, privando así a nuestro deporte de uno de sus más importantes motivos. Superación personalEs nuestra convicción que todos los humanos —después de que se han alcanzado sus exigencias físicas inmediatas y sus necesidades de seguridad, amor y reconocimiento— se esfuerzan por la superación personal. Para millones de personas en el mundo, la escalada y el montañismo ha llegado a ser un factor significante en la búsqueda de una vida significativa. Es a través de la escalada que experimentan el apoyo de un medio social amigable, el reconocimiento y los placeres regocijantes de sus éxitos atléticos.
Excelencia
A todos los montañistas y escaladores en roca les gusta emprender problemas que los retan física y mentalmente, esforzándose tanto por la elegancia como por la realización controlada de la meta. Muchos montañistas activos se esfuerzan por perfeccionar sus habilidades. Sin un progreso continuo del desempeño, la escalada perdería mucho de su dinamismo y fascinación. AventuraExperimentamos nuestro propio funcionamiento más intensamente cuando —moviéndonos cercanos a nuestros límites— interactuamos tan directamente como sea posible con los obstáculos naturales planteados por las montañas o paredes, con un mínimo de interferencia tecnológica. El intenso sentimiento de satisfacción que la escalada puede proporcionar es un producto del emocionante balance entre el peligro y la seguridad alcanzado a través de la mezcla de valor, juicio racional, control emocional y destreza.La calidad de los valoresAunque los valores individualistas juegan un rol esencial al definir la escalada, necesitamos darnos cuenta que en cualquier argumento moral, éstos están por debajo de los principios humanos y los ideales orientados al ambientalismo. Si la superación personal, la realización y la aventura se colocan por sobre los derechos a la vida del hombre y su medio natural, no se está siendo compatible con los valores humanísticos del montañismo y la escalada en roca. Es responsabilidad de cada escalador valorar y balancear los valores de su deporte de tal manera que la escalada pueda mantener su integridad y pueda mantenerse firme contra las tendencias actuales marcadas por el egoísmo y la avaricia.
D. EL PLURALISMO DE LOS “JUEGOS” DE ESCALADA
La escalada moderna comprende un amplio espectro de actividades que van desde la caminata y el boulder hasta la escalada en roca y el montañismo —incluyendo formas extremas de alpinismo de gran altitud y expediciones de escalada en los Andes o los Himalayas. Aunque las líneas divisorias entre las varias formas de montañismo no son en absoluto rígidas, la siguiente categorización hace posible presentar la vasta diversidad de los modernos deportes de montaña de una manera comprensible.
Caminata y trekking: La caminata a los albergues de montaña, collados y cumbres en las zonas prealpina y alpina es la forma más común de montañismo. Una caminata de varios días en las altas montañas, especialmente fuera de los caminos trillados, es conocido actualmente como trekking. La caminata se convierte en una forma de montañismo más demandante cuando las manos se usan para progresar.Escalada de vías ferratas: Las rutas en terreno rocoso abrupto equipadas con cables y travesaños de acero se han vuelto más y más populares. Una zona reservada para escalada técnica se convierte en accesible por medio de una infraestructura elaborada y sistemas de protección especiales.Montañismo clásico: Un montañista de esta categoría escalará hasta el grado 3 de la UIAA y ascenderá pendiente de hasta 40 grados en nieve y hielo. Los objetivos típicos en esta categoría son las rutas regulares de picos en la zona alpina.Ski de montañaLos partidarios de esta forma clásica de montañismo usan esquís alpinos o telemark para ascender o atravesar cordilleras enteras. Debido a la complejidad de las habilidades requeridas, esta disciplina está entre las más demandantes —y peligrosas— formas de montañismo.La jerarquía de los “Juegos de escalada”

Un sistema para categorizar las diferentes clases de escalada introducido por Lito Tejada-Flores, ha mostrado ser útil al describir las muchas facetas que la escalada moderna ha adquirido. Cada tipo especializado de “juego” está definido por una serie de reglas informales pero precisas, formuladas así para mantener el objetivo y manejar la dificultad y ser, por lo tanto, interesante. Mientras más grande sea el peligro en una modalidad particular de montañismo debido al medio ambiente natural, las restricciones para el uso de equipo técnico son más indulgentes. Si los peligros objetivos son menores, las reglas se vuelven más estrictas.

Boulder: En el boulder se trabajan las secciones difíciles de roca cercanas al piso, normalmente sin el uso de la cuerda. El equipo permitido se reduce a los tenis de escalada, una bolsa para magnesia y un colchón para caídas. El boulder se practica en roca natural tanto como en objetos artificiales.Escalada en muros artificiales: Hoy, muchos escaladores usan muros artificiales para entrenarse y por ocio, sea en casa, en un gimnasio o fuera de casa. Las competencias que han ganado popularidad en las dos décadas pasadas, presentan una forma altamente especializada de este tipo de escalada. Actualmente, las competencias son conducidas en varias disciplinas: “dificultad”, “velocidad” o “boulder”, con una serie de reglas definidas por el Consejo Internacional para la Escalada de Competencia (Internacional Council for Competition Climbing: ICCC) de la UIAA.Escalada en pared:Las rutas de uno a tres largos de cuerda se denominan escalada de pared. Debido a su cortedad y a la casi total ausencia de peligros objetivos, el ascenso libre “ético” ha ganado aceptación internacional en este tipo de escalada en las dos décadas pasadas. Esto significa que sólo cuenta si no han sido usados anclajes fijos puestos en la roca durante el ascenso.Estilo: escalada de aventura y escalada deportivaLa terminología moderna de escalada distingue entre los estilos de escalada de aventura o tradicional y la escalada deportiva o “de placer”. La escalada de aventura, o “tradicional” tiene los siguientes elementos: Se juzga la ejecución por el aumento de resistencia al estrés necesario para el ascenso a la ruta El escalador es responsable del emplazamiento de protecciones o tendrá que escalar sin ellas. Los errores cometidos por el líder o “punta” pueden tener consecuencias drásticas. La escalada deportiva o de placer está caracterizada por:Se juzga la ejecución por el grado técnico de la ruta escalada. El elemento dinámico es el dominante. Los bolts garantizan una protección perfecta. Si se emplean adecuadamente técnicas modernas de aseguramiento, las caídas del puntero no tienden a ser severamente castigadas. Los estilos de escalada de aventura o deportiva pueden ser aplicados a todos los tipos de escalada con cuerda.
Escalada continua: Si el ascenso de una ruta implica algún grado de seriedad y retirada de la ruta, tiene un problema debido a su longitud o su desplome, es clasificada como “escalada continua”. Para este tipo de ruta se aplica el mismo juego de reglas que en la escalada en paredes.Escalada de Gran Pared / escalada artificial: En este tipo de modalidad de escalada desarrollado en el Valle de Yosemite, los escaladores ascienden las paredes que no pueden ser escalada en libre sin equipo especialmente diseñado. Procuran reducir tanto como sea posible la cantidad de barrenos en donde colocar bolts y otros medios de progreso, dejando así una cantidad mínima de huellas después de completar su ascenso.Escalada alpina: En la modalidad “alpina”, los escaladores no sólo tienen que lidiar con los problemas presentados por la escalada real sino con los peligros “objetivos” de medios frecuentemente hostiles en las altas montañas. Debido a que la supervivencia depende no sólo de la habilidad para controlar con seguridad los problemas técnicos de una ruta sino también de la velocidad de la cordada, las reglas no escritas de la escalada alpina permiten el uso de clavos y nueces para progresar. Sin embargo, desde fines de los sesentas, los principios de la escalada libre también han sido aplicados cada vez más en las altas montañas. Mientras que en el principio de la nueva era el objetivo estaba en el ascenso libre de las rutas normalmente ascendidas en artificial, no tardaron en aparecer nuevas rutas en las montañas, hechas de acuerdo a las reglas más estrictas.Un aspecto importante de la escalada alpina es el ascenso de rutas de hielo. Estas van desde las heladas caras clásicas hasta empresas futuristas muy severas. Un tipo de escalada en hielo que se ha vuelto popular es el ascenso de cascadas congeladas, estalactitas de hielo y roca glaseada. Las rutas mixtas modernas de roca y hielo implican algunas veces movimientos muy difíciles con la ayuda de crampones y herramientas para hielo. Esta modalidad está gobernada por las reglas de la escalada libre. Los escaladores más radicales eligen subir aún sin las muñequeras de sus herramientas. El hielo y las rutas mixtas pueden ser desde escaladas cortas de un largo hasta operaciones complicadas en las sierras más altas que pueden durar varias semanas.Escalada superalpinaEsta disciplina del montañismo aplica las reglas de la escalada alpina al terreno de gran altitud en los picos de seis, siete y ocho mil metros, reservados durante mucho tiempo para expediciones tradicionales. En la modalidad superalpina se rechazan las cuerdas fijas, la ayuda externa o la instalación de una cadena de campamentos.Escalada de expedición: Se han desarrollado dos formas de esta modalidad: la primera variación tiene la función de permitir a un número máximo de miembros alcanzar las cimas de prestigiadas montañas en las cordilleras más elevadas por la ruta normal. Optimizan la probabilidad de éxito a través del uso libre de porteadores, cuerdas fijas y oxígeno artificial.En contrapartida, la forma extrema de la escalada de expedición procura empujar los límites de la dificultad técnica con la ayuda que el equipo moderno puede proporcionar: cuerdas fijas, campamentos de hamacas colgantes y depósitos de equipo y, en algunos casos, aún oxígeno. Las diferentes modalidades de la escalada y “filosofías” de seguridad corresponden a necesidades individuales muy diferentes de los escaladores. La riqueza de formas en los deportes de montaña provee placer y autosatisfacción para un gran número de gente, un hecho que celebramos. Por otro lado, nos oponemos a la tendencia por la cual se elimina completamente el peligro de la escalada y se sigue la filosofía del “placer”, lo cual reduce al deporte a su mero aspecto de movimiento. Sin peligro e incertidumbre la escalada pierde su elemento de aventura. Escalar una ruta con equipo mínimo será siempre más apreciado que el ascenso de una ruta con una perfecta infraestructura.E. MÁXIMAS Y NORMAS ÉTICASArtículo 1. Responsabilidad individualMáxima: Un montañista o escalador realiza su deporte bajo su propia responsabilidad. Es responsable de su propia seguridad y de otra gente que encuentre en su escalada. En la toma de decisiones, debemos depender de la conciencia y el buen juicio, descartando las expectativas de otros.1.No escatimar esfuerzos para hacer cada escalada tan segura como sea posible. La norma es una “práctica razonable”. 2. Elija sus objetivos de acuerdo a sus propias habilidades o a las del equipo y de acuerdo a las condiciones de la montaña 3.Esté equipado adecuadamente en cada excursión. El equipo adecuado puede variar de acuerdo al objetivo, condiciones y el nivel de la propia habilidad personal.
Artículo 2. Espíritu de equipo
Máxima: Confiabilidad, entusiasmo por un objetivo común, consideración por otros miembros del grupo y el interés por promover sus propios intereses son las claves para el éxito y tener una experiencia positiva en escalada. Debemos movilizar nuestra conciencia, tolerancia y buena voluntad a hacer compromisos para balancear todos los intereses y las habilidades del grupo.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>Los escaladores deben comportarse de forma que permitan a sus compañeros hacer un uso óptimo de sus habilidades. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>La velocidad de escalada está determinada por el miembro más débil del grupo. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>El líder (informal) del grupo apoya a otros miembros sin dominarlos. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>No debe dejarse solo a ningún compañero si esto amenaza su bienestar.
Artículo 3. La comunidad de escaladores
Máxima: A cada persona que encontramos en las rocas o en las montañas debemos la misma gentileza y respeto. En condiciones de aislamiento y en situaciones altamente estresantes física o mentalmente, es especialmente aconsejable seguir la regla de oro: tratar a los otros como nos gustaría ser tratados nosotros mismos.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>Puesto que nada puede envenenar tanto la atmósfera que la desconfianza, respete la propiedad de otros y no tome nada que no le sea dado personalmente. Regrese los artículos que encuentre en las paredes o en las montañas a sus legítimos dueños sin que le hayan preguntado antes. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Advierta a otros de los peligros potenciales si ve que no se han percatado de ellos o que los ignoran. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>En paredes, evite bloquear secciones enteras al dejar sus cuerdas colgando si hay otros que esperan a hacer la escalada. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>Si más de una cordada está en una escalada larga, deben ser particularmente cuidadosos de no hacer peligrar a los otros. Deje pasar cordadas si son obviamente más veloces que usted. <!–[if !supportLists]–>5. <!–[endif]–>Como visitantes, debemos respetar la “ética” local de la zona de escalada. <!–[if !supportLists]–>6. <!–[endif]–>Nuestros reportes de escalada deben reflejar fielmente los eventos reales, mencionando cada detalle importante. Debemos abstenernos de emitir un juicio sobre la información si no se ha corroborado. <!–[if !supportLists]–>7. <!–[endif]–>Podemos ayudarnos entre sí siendo generosos con la información a la que tengamos acceso.
Artículo 4. Al visitar otros países
Máxima: Como huéspedes de otras culturas, siempre debemos conducirnos políticamente y con moderación hacia la gente del lugar, nuestros anfitriones. Promoveremos las relaciones internacionales si ayudamos a desarrollar un entendimiento de su sociedad, religión y la forma de hacer las cosas. La experiencia de culturas ajenas ha influenciado las vidas de tantos escaladores de una manera significante. <!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>Trate siempre a la gente en el país anfitrión con gentileza y respeto sobre las bases de igualdad. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Adhiérase estrictamente al reglamento de escalada implementadas por su país anfitrión. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>Es aconsejable informarse sobre la historia, estructura política y social, arte y religión del país que visite antes de emprender el viaje para mejorar el entendimiento de su gente y su medio. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>Es juicioso desarrollar algunas habilidades básicas del lenguaje del país anfitrión: formas de saludar, pedir y agradecer, días de la semana, hora, números, etc. Siempre es pasmoso comprobar cuánto mejora la calidad de comunicación este pequeño esfuerzo. <!–[if !supportLists]–>5. <!–[endif]–>Nunca deje pasar la oportunidad de compartir las propias habilidades de escalada con los lugareños. Unirse a expediciones con escaladores del país anfitrión es la mejor forma de intercambiar experiencias. <!–[if !supportLists]–>6. <!–[endif]–>En muchos países, especialmente fuera del hemisferio occidental, la gente reacciona negativamente al cuerpo desnudo o porciones de éste. Debemos ahorrar a nuestros anfitriones estas experiencias embarazosas. <!–[if !supportLists]–>7. <!–[endif]–>Evite a toda costa ofender los sentimientos religiosos de sus anfitriones. El boulder en una roca mani es una blasfemia tanto como usar una cruz de cumbre en los Alpes como barra para ejercicio. <!–[if !supportLists]–>8. <!–[endif]–>Proporcione toda la asistencia posible a los habitantes locales si la necesitan. Con frecuencia, un doctor en las expediciones hace una diferencia decisiva en la vida de un habitante muy enfermo. <!–[if !supportLists]–>9. <!–[endif]–>Muchos alpinistas han empezado proyectos sociales para ayudar a la gente del lugar que encuentran durante las expediciones. Animamos al incremento de estas actividades. Hemos recibido tantas atenciones de nuestros anfitriones en las regiones montañosas que difícilmente podemos hacer lo suficiente para retribuirles su generosidad. Artículo 5. El guía de montaña y el clienteMáxima: Un guía debe procurar a su cliente toda la experiencia positiva en la montaña. El valor de la escalada guiada no radica tanto en el éxito de la empresa como en la igualdad de las relaciones humanas y la experiencia de la naturaleza.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>Los guías de montaña son expertos altamente calificados con entrenamiento profesional intensivo. Los servicios que ofrecen implican un alto grado de responsabilidad. El cliente debe tratar al guía con el debido respeto y debe refrenarse un comportamiento altanero. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>La ruta seleccionada debe estar a la altura del nivel de habilidades del cliente. Aún en circunstancias desfavorables como el mal tiempo o condiciones adversas en la montaña, la ascensión no debe presentar riesgos innecesarios ni el cliente debe estar tan estresado por la escalada que le resulte una experiencia desagradable. Un guía de montaña que fuera tentado por la oferta de una mejor paga para intentar una ruta más allá de las habilidades del cliente, no sólo hace peligrar a éste sino también su propio futuro personal. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>Puesto que la seguridad de los clientes no puede ser garantizada en los ascensos guiados a montañas de ocho mil metros, el servicio de guías en montañas por encima de 7,500 metros debe ser limitado a establecer una infraestructura apropiada para ser usada por escaladores calificados y autosuficientes. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>Con el pretexto del deterioro del tiempo o la incapacidad del cliente para la ruta, no es legítimo a un guía finalizar la escalada antes de su término sólo para tomar un segundo cliente y añadir algo más a su salario. <!–[if !supportLists]–>5. <!–[endif]–>El cliente debe aceptar las decisiones del guía y seguir las instrucciones sin ponerlas en duda ya que, en la mayoría de los casos, el cliente no está en posición de hacer un juicio profundo de los factores de riesgo involucrados. <!–[if !supportLists]–>6. <!–[endif]–>En emergencias, el guía debe hacer todo lo que esté a su alcance para prevenir que el cliente llegue a ser herido. En los eventos más extremos, el guía está obligado a arriesgar si vida por ello.
Artículo 6. Emergencias
Máxima: Si una persona que encontremos —no importa si es un escalador amigo, un porteador u otro habitante local— necesita ayuda, debemos hacer todo lo posible para darle un apoyo calificado tan rápidamente como se pueda. No hay una “zona libre de moral” en montañismo.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>Si no es posible una instancia oficial —como rescate de montaña— y estamos en posición de ayudar, estamos obligados, en lo posible, a dar a las personas que están en problemas todo nuestro apoyo sin ponernos indebidamente a nosotros mismos en peligro. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Ayudar a alguien más en apuros tiene absoluta prioridad por encima de alcanzar la meta que hemos nos fijado en la montaña. Salvar una vida o reducir el daño a la salud de una persona herida es mucho más valioso que el más difícil de los primeros ascensos. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>Las medidas para preservar la vida no deben detenerse si la muerte de una víctima de un accidente o una persona enferma ha sido determinada más allá de toda duda.
Artículo 7. Agonía y muerte
Máxima: Debido a la peligrosidad de su deporte, los montañistas podrían verse confrontados con la agonía y la muerte. Debemos contribuir a hacer esta transición tan armoniosa como sea posible, tratar el cuerpo del difunto con respeto y hacer todo lo posible para aliviar la aflicción de los implicados.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>Si las circunstancias lo permiten, debemos acompañar al amigo en agonía de una manera apropiada, esforzándonos por hacer las circunstancias externas tan agradables como se pueda. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Si es viable, debemos tratar el cuerpo del difunto de acuerdo a sus propias creencias. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>Si no es posible rescatar el cuerpo, debe asegurarse una amplia documentación fotográfica, la localización precisa del cuerpo debe establecerse y registrarse en un mapa esquemático. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>Si es necesario, la ropa del difunto debe ser examinada para su identificación y recuperar todas las pertenencias personales. <!–[if !supportLists]–>5. <!–[endif]–>Las fotografías deben tomarse en el curso del registro, puesto que los menores detalles de ropa o equipo podrían ser de utilidad para identificar el cuerpo. <!–[if !supportLists]–>6. <!–[endif]–>Las pertenencias personales como cámara, diario, cuaderno de notas, fotografías, cartas y otros artefactos personales deben rescatarse para sus familiares. <!–[if !supportLists]–>7. <!–[endif]–>Al retorno a la civilización, deben hacerse esfuerzos para identificar a la persona fallecida y enviar sus pertenencias a su familia.
Artículo 8. Naturaleza y medio ambiente
Máxima: Los montañistas y escaladores en roca están obligados a practicar sus actividades de una forma ambientalmente adecuada y ser proactivos en la preservación de la naturaleza en sus campos de actividad. En muchos casos hay biotopos frágiles que proporcionan refugio a especies de flora y fauna en peligro de extinción cuya supervivencia depende de medidas de protección específicas.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>Respetamos las medidas para preservar el medio ambiente natural y procuramos que sean seguidas por nuestros compañeros de escalada. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Si es posible, nos aproximamos a nuestro destino usando transporte público para minimizar el tráfico en los caminos. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>Para evitar la erosión y no perturbar la vida natural, permanecemos en los caminos durante la aproximación y descenso y, en zonas silvestres, elegimos la ruta más eco-compatible. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>Procuramos reducir el disturbio a la vida natural a un mínimo evitando el ruido elevado. <!–[if !supportLists]–>5. <!–[endif]–>Durante los periodos de anidamiento y cría de las aves que habitan los riscos, estos hábitats y nidos están estrictamente fuera de alcance. Tan pronto como aprendamos cualquier actividad de crianza, debemos transmitirla a nuestros compañeros y asegurar que estén lejos de esa área. <!–[if !supportLists]–>6. <!–[endif]–>Durante los primeros ascensos debemos ser cuidadosos de no amenazar los biotopos de especies raras de plantas y animales. Al equipar y evolucionar por las rutas debemos tomar todas las precauciones para minimizar su impacto ambiental. <!–[if !supportLists]–>7. <!–[endif]–>No sólo debemos llevarnos nuestra propia basura de las montañas sino tomar cualquiera que otros hayan dejado. <!–[if !supportLists]–>8. <!–[endif]–>En ausencia de instalaciones sanitarias, al defecar debemos mantener una distancia adecuada de las casas, campamentos, arroyo, ríos o lagos y tomar todas las medidas necesarias para evitar dañar el ecosistema y asegurarnos que no ofendemos los sentimientos estéticos de otra gente. En zonas altamente frecuentadas con un bajo nivel de actividad biológica, los montañistas deben tomarse el trabajo de llevarse sus heces consigo. <!–[if !supportLists]–>9. <!–[endif]–>En el montañismo de grandes altitudes, el campamento debe mantenerse limpio, debe evitarse la basura o disponer de ella adecuadamente. Todo el equipo de escalada —cuerdas fijas, tiendas y botellas de oxígeno— deben ser removidas de la montaña. <!–[if !supportLists]–>10. <!–[endif]–>El consumo de energía debe ser reducido al mínimo. Especialmente en países con una carestía de madera, evitar cualquier cosa que contribuya a un posterior deterioro de los bosques. <!–[if !supportLists]–>11. <!–[endif]–>11. En conflictos por el acceso, los propietarios de la tierra, autoridades y asociaciones deben negociar para encontrar soluciones satisfactorias a todas las partes. <!–[if !supportLists]–>12. <!–[endif]–>Tomamos una parte activa en la implementación de reglamentos, especialmente al publicitarlas y contribuir a la infraestructura necesaria. <!–[if !supportLists]–>13. <!–[endif]–>Junto con las asociaciones de montañismo y otros grupos de conservación, somos proactivos a nivel político en la protección de hábitats y el medio. Artículo 9. Estilo y excelenciaMáxima: Hacer un ascenso es menos importante que cómo se hace. En cada forma de escalada, el “buen estilo” significa la reducción de ayudas técnicas a un mínimo justificable. Los escaladores de roca y alpinistas que no son capaces de hacer ascensos de acuerdo a la buena práctica aceptada, deben contenerse del intento.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>El estilo deseable de hacer una ruta de escalada libre es el ascenso a vista y punto rojo (redpoint, rotpunkt). Revisar una ruta y practicar los movimientos disminuye la calidad del ascenso y la experiencia. Un ascenso hecho con descansos colgado de piezas de protección no es considerado válido. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Los escaladores deben abstenerse de incrementar las protecciones fijas en rutas existentes. Cuando se realicen medidas de reequipamiento, debemos esforzarnos por preservar el carácter original de una escalada. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>En lo posible debemos abstenernos de usar cadenas de campamentos y cuerdas fijas y procurar un ascenso en estilo alpino de una sola tirada sin ayuda externa. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>El uso del oxígeno artificial en la escalada debe estar limitado a propósitos médicos. <!–[if !supportLists]–>5. <!–[endif]–>Abstenerse del consumo de todas las sustancias ilegales en otros deportes si su administración no está indicada médicamente.
Artículo 10. Primeros ascensos
Máxima: Un primer ascenso debe intentarse sólo si la escalada puede ser hecha de una forma ambientalmente adecuada, si es compatible con la reglamentación local y si no afecta de alguna manera demandas justificadas de otros escaladores. El primer ascenso de una ruta o una montaña es un acto creativo y, en muchos casos, refleja el estilo particular de un montañista.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>En regiones alpinas, los primeros ascensos deben hacerse exclusivamente de punta (sin ninguna forma de fijación por encima). <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Deben usarse todas las protecciones “naturales” disponibles con nueces, friends, etc. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>En principio, el primer ascensionista decide el estándar de protección de su ruta. Sin embargo, en áreas designadas como silvestres por el comité de acceso responsable, los bolts deben limitarse a un mínimo absoluto. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>Durante el primer ascenso de una escalada artificial, el horadar agujeros y fijar piezas debe ser limitado a un mínimo absoluto; un agujero horadado debe emplearse sólo como último recurso. <!–[if !supportLists]–>5. <!–[endif]–>No debe comprometerse el carácter independiente de las rutas adyacentes. <!–[if !supportLists]–>6. <!–[endif]–>Si un proyecto está siendo intentado por un grupo sin el uso de bolts y no ha sido explícitamente abandonado, los candidatos a la ruta con un nivel ético estándar menor deben esperar un periodo de moratoria de tres años desde el primer intento de su predecesor. <!–[if !supportLists]–>7. <!–[endif]–>Las disputas sobre los primeros ascensos deben ser solucionadas de una manera digna a las mejores tradiciones del montañismo. <!–[if !supportLists]–>8. <!–[endif]–>Cuando se reporte un primer ascenso es esencial señalar la verdad en cada detalle. Los puntos a documentar incluyen: la longitud de la escalada, la elevación de su punto más alto, la dificultad, el número y localización de piezas fijas y de artificial, el uso de cuerda fija y oxígeno artificial, fechas y duración del ascenso, lo mismo que el número y localización de campamentos y vivacs. <!–[if !supportLists]–>9. <!–[endif]–>Debemos verificar nuestro énfasis más allá de toda duda: tomar fotos que prueben el ascenso a la montaña, documentar una escalada en roca importante en video y dejar clavos en puntos estratégicos pueden ahorrarnos a nosotros mismos y a la comunidad un montón de problemas.
Artículo 11. Patrocinadores y relaciones públicas
Máxima: La cooperación entre patrocinadores y escaladores debe basarse en la mutua confianza total. Debe permitir al escalador desarrollar plenamente su potencial y debe incrementar las ventas del patrocinador al mejorar su producto e imagen.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>La alianza entre montañistas y patrocinadores puede florecer si ambas partes cumplen minuciosamente los detalles de su acuerdo. La confianza completa y un estilo de comunicación periódica y benevolente son los prerrequisitos para una cooperación duradera y fructuosa. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Para mantener e implementar su nivel en montaña, los escaladores dependen del apoyo de sus patrocinadores. Por esta razón es importante para los patrocinadores seguir apoyándolos aún después de una serie de fallas. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>Para preservar su propia credibilidad y asegurar el apoyo de sus patrocinadores, los montañistas deben representar sólo los productos en los que realmente creen. El escalador patrocinado debe señalar discretamente cualquier defecto en el producto de su patrocinador y la manera de cómo mejorar su calidad. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>Los escaladores deben abstenerse de representar productos que vayan en detrimento de otra gente, la naturaleza o medio ambiente. <!–[if !supportLists]–>5. <!–[endif]–>Los escaladores deben cumplir meticulosamente con sus responsabilidades hacia sus patrocinadores a pesar de fluctuaciones emocionales. Deben demostrar claramente su identificación con el patrocinador y su producto. <!–[if !supportLists]–>6. <!–[endif]–>El patrocinador no puede bajo ninguna circunstancia presionar al montañista en su desempeño. Si es evidente que sus días como un atleta de primera clase y como medio publicitario han llegado a su fin, el contrato debe disolverse amigablemente.
Artículo 12. La escalada en los medios de difusión
Máxima: La imagen del montañismo proyectada por los medios ayuda a popularizar al deporte y por lo tanto asegura su futuro. En muchos países esta cobertura coloca al montañismo como un factor cultural importante a los ojos del público en general. Por esta razón, todos los individuos y asociaciones involucradas en el deporte, deben hacer un esfuerzo para lograr ofrecer al público una imagen realista y positiva de la escalada en roca y el montañismo.<!–[if !supportLists]–>1. <!–[endif]–>Las asociaciones y activistas semejantes deben hacer un esfuerzo por informar de las actividades de montañismo y su situación actual de forma comprehensiva, correcta y a detalle para lograr una imagen realista del deporte hacia al público. <!–[if !supportLists]–>2. <!–[endif]–>Es responsabilidad principalmente de las asociaciones de montañismo corregir las concepciones falsas sobre escalada, por ejemplo, confundir la escalada libre con la escalada solitaria, y hacer claro al público que el montañismo es una actividad del tiempo libre responsable de un valor social significativo. <!–[if !supportLists]–>3. <!–[endif]–>Los medios deben abstenerse de influenciar los proyectos de montañismo de cualquier manera que pueda reducir su calidad o poner en peligro a sus participantes. <!–[if !supportLists]–>4. <!–[endif]–>Los montañistas deben esforzarse por reportar sus actividades verídicamente. Un relato realista que se abstenga de comparaciones problemáticas con la cara norte del Eiger y que sea honesta sobre el equipo usado, no sólo produce una mayor credibilidad del escalador, sino también la reputación pública de su deporte.
F. ADOPCIÓN E IMPLEMENTACIÓN
<!–[if !supportLists]–>· <!–[endif]–>El Código de Montaña será discutido y adoptado por importantes montañistas y escaladores de todo el mundo en el simposio “El futuro de los deportes de montaña” que será dirigido por el Club Alpino Austriaco, en Innsbruck en octubre de 2002. <!–[if !supportLists]–>· <!–[endif]–>Los participantes a este simposio se comprometerán a publicitar y conseguir apoyo para el Código en sus respectivos países. <!–[if !supportLists]–>· <!–[endif]–>El Código será adoptado por la Asamblea General de la UIAA. Las asociaciones miembro se aseguran de la aplicación de las posturas formuladas por el Código en todos los sectores relevantes de sus organizaciones. Esto incluye educación y entrenamiento, relaciones públicas, reestructuración de rutas y promoción de expediciones. <!–[if !supportLists]–>· <!–[endif]–>Será el objetivo de la Comisión de Montañismo de la UIAA mantener una vigilancia de las hazañas positivas y negativas en todas las áreas de la escalada y premiarlas o sancionarlas según corresponda. <!–[if !supportLists]–>· <!–[endif]–>Cada año la Asamblea General presenta un premio a los eventos positivos más importantes y sanciona la fechoría del año. <!–[if !supportLists]–>· <!–[endif]–>Se realizará un simposio de seguimiento en 2006 para monitorear la efectividad del Código de Montaña y desarrollarlo si es necesario.


Si quieres recibir más información deja tus datos y nos comunicamos contigo a la brevedad

Nombre:

Empresa / Organización:

Dirección electrónica:

Teléfono:

Tus comentarios:


Close
E-mail It